Parte importante del Museo es la Fragua de Pablo Respaldiza. Situada en el centro histórico de Artziniega. Se trata de un taller artesanal rehabilitado por la Asociación Etnográfica Artea, que estuvo al servicio de Artziniega y su comarca.

Todo tipo de herramientas salían de las manos del herrero: útiles domésticos, aperos de labranza, herraduras, clavos, tornillos, verjas, pero la mecanización del campo y, en especial, la rueda de rejas, para los carros de bueyes, que llegó a exportarse fuera del País Vasco.

Diversos documentos atestiguan que esta actividad se desarrolla en Artziniega desde la Edad Media. Este oficio ha formado parte de nuestra historia y de los modos de vida de nuestros antepasado.

Share on FacebookTweet about this on TwitterGoogle+Pin on PinterestShare on LinkedIn